Desde la noche de los tiempos



En el antiguo Egipto se desarrolló un sistema de medición del tiempo para los periodos nocturnos, en ese momento en el que el reloj de sol perdía su utilidad al ocultarse éste en el horizonte. Consistía, en su forma más básica, en una vasija o recipiente con varias marcas en sus paredes y un orificio en su base, se llenaba de agua y dependiendo del diámetro del orificio el agua salía con mayor o menor fluidez, conforme iba vaciándose a lo largo de la noche iba dejando al descubierto las marcas, estableciendo así los tiempos nocturnos. Había nacido La Clepsidra, palabra que proviene de la griega klepsydra, klepto (robo) hydro (agua), el ladrón de agua.

Las palabras son como gotas de esa clepsidra que miden el tiempo en pasado, presente y futuro, tengo mi recipiente lleno de esas palabras que esperan fluir lentamente como una gota de tiempo en el océano para finalmente convertirme en un ladrón de tiempo, tu tiempo.


lunes, 12 de marzo de 2012

Post Scriptum

He de reconocer que últimamente navego con el piloto automático, tiro de entradas antiguas publicadas hace tiempo en otros blogs y otros mundos. Quise hacer de este blog algo personal, trasteando entre mis sentimientos e inquietudes, buceando sobre todo en el mundo del arte y la expresión a base de generalidades, y de tantas genialidades que he encontrado con el devenir del tiempo. Quizá en lo más hondo de mi mismo tenía la necesidad de utilizar este sitio como terapia, no para desnudar mi alma, no para alimentar mi ego con legiones de lectores, si no humildemente para expresar lo que siente mi yo. Es momento de agradeceros a los que me habéis leído vuestra santa paciencia y como no, vuestros comentarios, respuestas claras y nítidas de lo que opináis, sin superficialidad.


Ahora he de dejaros por un tiempo, no sé si corto o largo, son muchos los frentes abiertos a nivel personal y laboral, necesito un tiempo para mí mismo pues estoy agotado que no quemado eh?, quiero hacer mía esa máxima latina que dice “primum vivere dreinde philosophae”, primero vivir después filosofar, no quiero rayar en lo superficial ni os lo merecéis, os debo respeto.
Gracias por ser, gracias por estar.


Desde el castillo seguiré oteando el horizonte con mirada inquina e infinita.



Texto y Foto by Johnny

7 comentarios:

  1. Bien, yo acababa de llegar y veo que te despides, espero que no sea por mucho tiempo.

    Un saludo y suerte,

    ResponderEliminar
  2. Bueno tómate ese tiempo y encuentra la vida, saboréala, disfrútala, cabálgala, dómala y luego nos sentaremos ante una copa de buen vino y filosofaremos
    Un beso para el camino

    ResponderEliminar
  3. Johnny, aprovecha este tiempo y recupera toda tu energía.
    Besos,
    P.D. Te espero.

    ResponderEliminar
  4. AAhhh!!! Y el "no me gusta" lo he puesto yo; prefiero que estés.
    Besos,

    ResponderEliminar
  5. te echo mucho de menos

    ResponderEliminar
  6. Hoy me daba por pensar en el ave Fénix, y he pasado a ver si... Besos.

    ResponderEliminar

anda ponme argo aquí